“La represión no ha menguado en #Cuba ” dice Berta Soler a El Nuevo Día

Por Mario Alegre Barrios /Enviado Especial / malegre@elnuevodia.com

La Habana – Todos los domingos desde hace ocho años, luego de la misa de media mañana en la iglesia Santa Rita de Casia, algunas decenas de mujeres vestidas de blanco caminan con un gladiolo en la mano por la Quinta Avenida del sector Miramar de la capital cubana.
Comenzaron a hacerlo por sus hombres, presos en diversas cárceles por motivos políticos. En el camino decidieron hacerlo por todos los cautivos por razones similares y lo han seguido haciendo, a pesar de que sus cónyuges fueron liberados en marzo pasado, como miembros del “grupo de los 75” detenidos en la llamada “Primavera Negra” del 2003.
Marchan en silencio, con la mirada franca y bajo el cuidado –dicen- de su Dios que no puede impedir que con frecuencia les salgan al paso otras mujeres y algunos hombres incómodos con su paz. Las insultan. Les escupen. Las golpean.
“La represión no ha menguado”, nos dice Berta Soler, una de las portavoces de las Damas de Blanco, en la sede de la agrupación en La Habana vieja, que es también la residencia de Laura Pollán, su líder. “Durante el gobierno de Fidel Castro nos lanzaba turbas para que nos agredieran, pero las mujeres que lo hacían iban vestidas de civil. Sin embargo, desde abril del 2008, cuando ya Raúl estaba en el poder, comenzamos a ser atacadas por las fuerzas armadas uniformadas. Raúl lo mismo echa mano del ejército que de las fuerzas de la seguridad del estado o de grupos paramilitares…”.

¿Cuál es la situación actual de las Damas de Blanco?
Nosotros nos agrupamos en el 2003 por un mismo dolor, muchas sin conocernos, para alzar nuestras voces pacíficamente por los 74 hombres y una mujer que fueron apresados por motivos políticos en la “Primavera Negra” de ese año. En el 2008 miramos un poco más allá y decidimos abogar no solamente por la libertad de estos hombres, sino también por la libertad de todos los presos políticos pacíficos y, si no eran pacíficos, sí procurar por que el Gobierno respetase sus derechos fundamentales…

Una vez se cumplió con la liberación del grupo de los 75, ¿qué pasa con las Damas de Blanco?
Hay que aclarar que ellos no están en libertad: fueron excarcelados, pero no están en libertad en el sentido más preciso del término porque pueden volver a ser detenidos porque la causa sigue abierta. Ellos caminan por las calles pero no son hombres libres. La libertad no puede estar condicionada porque entonces no lo es. Cuando fueron excarcelados, nos pronunciamos y dijimos que nuestra lucha iba a continuar por todos los presos políticos, decisión tomada en realidad desde el 2008. Todavía deben quedar unos sesenta de ellos.

¿Qué tan severa es la vigilancia del Gobierno sobre ustedes?
Muy severa, constante… mire usted, ahí hay una cámara que apunta siempre a esta casa. Ahora mismo ya saben que usted está aquí hablando conmigo… Las casas de todas nosotras están sujetas a la misma vigilancia que esta.

¿Cómo se percibe entre la oposición la diferencia entre los excarcelados que aceptaron irse del país rumbo a España y los que decidieron quedarse?
La lucha en cualquier lugar del mundo es válida si la causa se siente, lo mismo en España que en Estados Unidos. Los que se marcharon al exilio lo hicieron, más que por otra cosa, por sus familias, porque esa es otra de las maneras que el Gobierno tiene para hacerte daño: la familia, que es lo más sagrado y que, cuando está en peligro, eres capaz de cualquier cosa, incluso dejar tu país. Muchas familias con mucho miedo fue la causa principal de ese éxodo. Estos doce, se sobrepusieron a eso y se quedaron, nos quedamos, a seguir la lucha desde dentro, con al apoyo siempre, sin duda, de los que, de acuerdo a sus circunstancias, no tuvieron otra opción sino irse. Esa decisión se respeta.

¿Cómo ve la posibilidad de que sean liberados los presos políticos que quedan en las cárceles cubanas?
Bueno, el gobierno es empecinado… ellos hacen lo que quieren, como quieren y cuando quieren, así que hablar de esas posibilidades es profundamente especulativo. Lo más importante es mantener viva nuestra voz a favor de ellos, de la misma manera como se hizo cuando los 75 estaban en cautiverio y de la misma manera que habrá que hacerse así quede uno solo de ellos.

¿Qué tan importante es para la causa de las Damas de Blanco el apoyo de la comunidad internacional?
Mucho. Hasta hace unos años, esa comunidad miraba para otro lado cuando la oposición en Cuba necesitaba su solidaridad. En la medida de que el resto del mundo sepa lo que sucede en Cuba y se pronuncie en contra de esta dictadura con hechos concretos, ayudará a la causa, porque el Gobierno está asfixiado y necesita estar de buenas con los otros países. Por ejemplo, afuera se sabía que desde el 2003 aquí había un grupo de mujeres que marchaban pacíficamente con un gladiolo en la mano pero se desconocía realmente la razón. Ahora ya se sabe y las agresiones de las que somos objeto tienen difusión internacional. Eso sin duda ayuda a que el Gobierno sea más cauteloso en la represión. Esa ventana que se ha abierto al mundo permite que se conozca lo que hace este Estado totalitario, dictatorial, intransigente, capaz de golpear, insultar y denigrar a un grupo de mujeres que no hace otra cosa que pedir justicia y libertad de manera pacífica. La divulgación ayuda mucho. Si no se divulga no se conoce…

¿Por qué tanto miedo del Gobierno a la labor de las Damas de Blanco y a la oposición en general?
En la historia el Gobierno cubano siempre se ha caracterizado, entre otras cosas, por sembrar y abonar el miedo entre la población. ¿Cómo? de muchas maneras, desde las más violentas hasta las más sutiles. Por ejemplo, el Gobierno es el principal empleador y esto hace que la gente tema perder sus trabajos. La vigilancia es feroz… detrás de uno hay cinco vigilando lo que se hace, lo que se dice. En el barrio, en el trabajo, en la escuela, en la calle, en cualquier esquina. Hasta ahora, el Gobierno ha sabido que su poder es absoluto, pero también sabe, aunque no lo reconozca, que las voces de la oposición crecen y se multiplican. Por eso impide que las personas se reúnan o, al menos, intenta no perderlas de vista. Esto los pone muy nerviosos y por eso se esfuerzan en acallarnos. Temen que esta sea la semilla de una explosión social, algo que podría llegar en cualquier momento.

¿Cuál es su lectura del ambiente que se vive en Cuba actualmente?
Mucha tensión y tristeza, mucho miedo… con el agravante de que muchas personas se están quedando sin empleo y sin los medios para llevar el pan sus casas. Esas personas ya no tienen nada que perder. Cinco años atrás la gente se cuidaba mucho de hablar de la situación económica del país, pero ese temor se está evaporando porque el Gobierno no tiene nada que ofrecerles y ellos no tienen nada que perder. El cubano vive del robo, del robo al estado, y lo acepta y no se avergüenza porque en Cuba, para muchos, robar es la única forma de luchar, la única forma de sobrevivencia…

¿Y el cuentapropismo?
¡Eso no es una reforma na! El gobierno le dice a la gente que puede montar su negocito, pero ¿con qué? No hay capital para eso. Y cuando aparece, correr el negocio es prácticamente imposible porque lo que se va a vender se le tiene que comprar al Estado a precios que obligan al comerciante a vender a precios que ningún cubano puede pagar, solo los turistas o los cubanos que tienen familia afuera y les envían dinero. Asimismo, si tú abriste tu negocio, vendas o no vendas todos los meses debes pagarle al Estado una licencia… todo es tan absurdo, el Gobierno cubano es taaan absurdo.

¿Hay esperanza?
Como mujer, como parte de las Damas de Blanco, soy mujer de fe, de esperanza en Dios. Pedimos mucho oramos, pero lo más importante es continuar, pese a la represión, pese a las torturas. Por la libertad. De los presos, De todos los cubanos. De Cuba.

Tomado de: http://www.elnuevodia.com/robarparaluchar,parasobrevivir…-1072026.html

Acerca de Desde la Península

Blog inspirado en los ciudadanos que no tienen voz en esos medios que nos rodean.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s